top of page

La ejecutiva del PSOE Palma condena el clima de insulto del gobierno del PP en Cort

José Hila, secretario general del PSOE Palma. “El PP está recortando todo, no está aportando nada a la ciudadanía de Palma, no tienen modelo de ciudad y si no son capaces de avanzar para conseguir mejorar nuestra ciudad, los socialistas tendremos que marcar el rumbo y cumplir nuestra responsabilidad con los ciudadanos”. 


Rosario Sánchez, portavoz del GMS de Palma: “es inadmisible que en el ejercicio de la política prevalezca el insulto sobre la argumentación y el diálogo. Hacemos un llamamiento al alcalde para que asuma la responsabilidad de esta situación y oriente los esfuerzos del equipo de gobierno hacia la atención de las necesidades y demandas de la ciudadanía de Palma”.

 

Este lunes se ha reunido la comisión ejecutiva del PSOE Palma para hacer balance de la gestión del gobierno municipal y la labor en la oposición del grupo socialista. Entre otros asuntos, los socialistas han valorado toda la actividad en relación a los presupuestos municipales con la presentación de 50 enmiendas por valor de 64 millones de euros, para devolver las inversiones a los barrios de Palma, recuperar las inversiones en escoletas, en comercio de proximidad, parar los recortes en servicios públicos, políticas LGTBI, lingüísticas, memoria democrática u oficina de la defensora, entre otras.


Por otro lado, el PSOE Palma en su ejecutiva también ha valorado la acción del gobierno municipal, sin dirección ni proyecto definido de ciudad, evidenciando una carencia de modelo claro. Su debilidad se manifiesta al plegarse sumisamente a las obsesiones de VOX, en lugar de gobernar con convicción y salvaguardar los intereses de la ciudadanía de Palma. La carencia de un modelo definido genera serias dudas sobre la capacidad del gobierno para abordar los problemas y forjar un futuro para Palma.


Finalmente, los miembros de la ejecutiva han aprobado por unanimidad una propuesta de resolución que condena firmemente el clima de insulto propiciado por el Partido Popular en el Ayuntamiento de Palma. La falta de respeto y la agresividad verbal no tienen cabida en un debate político constructivo. El respeto a la institucionalidad es básico para la legalidad de la institución, piedra fundamental de la democracia.






Comentários


bottom of page